lunes, 27 de enero de 2014

Ceporros

Este finde de tres días hemos empujado a modo la poda:  La parcela del Collado del Carlista, terminada, el tempranillo nuevo, iniciada,  y, ¿nostalgia de mis alumnos, quizás?, empezado también la monastrell de los almagreros.

En esta parcela, cultivada en vaso, están los ceporros más viejos y de aquí sale cada año la sustancia de uno de los iconos de la bodega, el Cabeza de Hierro...

El tiempo, frío pero luminoso, es perfecto para echar la mañana en el campo, como dan fe las caras felices del perro canelo y su patrón.


Por cierto, mi santa dice que con esta pinta parezco un señorito cazador de los de antes...  ¡Vamos! yo que no he pegado un tiro desde la mili...

2 comentarios:

  1. Tu santa lleva mucha razón.... Menos mal que te conocemos....

    ResponderEliminar
  2. Juan Diego en Los Santos Inocentes

    ResponderEliminar