martes, 4 de septiembre de 2012

Imposible...

Absolutamente imposible escribir algo en este blog durante el mes de agosto.  A ver si nos vamos poniendo al día en septiembre.  Sólo apuntar que la vendimia viene adelantada, que metemos muy poca uva este año en la bodega, que tiene muy buena pinta y que esta semana descubamos el primer depósito.

Pero eso lo iremos contando a lo largo de septiembre.  Como resumen de agosto dejo esta foto de mi cortina de corchos.  Inspirada en la de mi amigo y camarada de enochaladuras Angel Santoyo (puto plagio en realidad), presenta dos o tres innovaciones técnicas que harán palidecer de envidia al ingenio nerpiano.


1600 corchos, más de 300 bodegas, casi mil vinos representados y un montón de horas de siesta veraniega invertidas en su confección me reportan la sensación de haber hecho algo de cierta utilidad este verano.

Además, si miro los tapones con detenimiento, veo diez años de obsesión enófíla, mi evolución en el gusto, los amigos con los que descorché botellas gloriosas, otras decepcionantes.  Veo los grandes saraos vitagratenses, las ilusiones de mis comienzos como bodeguero, los viajes... En fin, retales de la vida de uno que cuelgan de un hilo de pesca en la puerta de la cocina...

2 comentarios: